Salud y Belleza

La copa menstrual ¡Todo lo que debes saber!

La Copa Menstrual se está dando a conocer cada vez más rápido, reemplazando las toallas higiénicas y tampones que conocemos de toda la vida. Ademas de facilitarnos la vida a las mujeres. Si tu intención es conocer más sobre ella y probablemente probarla, en este post resolveré tus dudas basándome en mi experiencia personal.

¿Qué es la copa Menstrual?

Es una copita de silicona médica o TPE (elastómero termoplástico medicinal). Que busca reemplazar el uso de Toallas Higiénicas o Tampones, siendo una opción mucho más económica y ecológica para nosotras.

La copita se inserta en la vagina (similar a un tampon) y se encarga de recoger tu flujo menstrual hasta por 12 horas. Dándote más confianza a la hora de realizar diferentes actividades, movimientos y siendo una opción reutilizable. Es decir que puedes usar una sola copa menstrual hasta por 10 años. ¡Increíble! 

¿Donde comprar una copa menstrual?

Usualmente la puedes conseguir en grandes farmacias, pero yo te recomiendo comprarla Online, ¿porque? Simple, porque en una tienda virtual (autorizada) podrás recibir asesoría de un especialista en cuanto a la talla que debes elegir. A diferencia de la farmacia, donde probablemente no recibirás esta asesoría y debas elegir la copa tu solita. (claro, no digo que en ninguna farmacia vayas a recibir asesoría, en algunas si te podrán guiar y si es así, adelante! )  

Mi sugerencia personal es que independientemente, si decides comprarla online o en una farmacia, te asegures que sea de buena calidad. Puedes encontrar una copas muy económicas en el mercado, pero de calidad cuestionable. Es algo que vas a introducir en tu cuerpo y por lo tanto debes asegurarte que no va a afectar tu salud, porque una copa de buena calidad no lo hará.

La copa que yo uso es de la marca MeLuna, me la recomendó una amiga que ya la habia usado y por eso opte por esta. Hasta el dia de hoy no he tenido ningún problema con ella y como te digo recibí la asesoría necesaria para poder elegir mi talla.

¿Cómo funciona?

  • Primero, debes elegir la talla y textura de copa que más se adapte a ti. Estas tallas y texturas pueden variar de acuerdo a la marca, por lo que te sugiero tener en cuenta las recomendaciones y buscar asesoría de alguno de los vendedores para que te ayude a elegir la más adecuada.
  • Segundo, debes esterilizarla, dejándola en un recipiente con agua hirviendo de 5 a 10 min aproximadamente. Esto debes realizarlo siempre al iniciar y finalizar tu periodo, con el fin de evitar cualquier tipo de infección. La limpieza es fundamental, ¡No lo olvides!
  • Luego, introdúcela en la vagina doblándola en forma de C o cualquier forma que se te acomode mejor, existen varias opciones, que generalmente vienen en las intruccones de la copa. Una vez esté dentro de la vagina la sueltas y la copa deberá abrirse creando un vacío con tus paredes vaginales, si esto no ocurre puedes girarla levemente para ayudarte a crear el vacío, y asi evitar pérdidas de flujo.

Nota: Puedes llevar tu copa puesta hasta por 12 horas, si estás iniciando es recomendable que la retires cada 3 o 4 horas para que identifiques la cantidad de flujo que tienes y así determinar el tiempo máximo que puedes llevarla antes de retirarla y vaciarla.

  • Para retirarla debes introducir tus dedos para pellizcar suavemente la base de la copa, esto con el fin de liberar el vacío generado y así poder halar hacia abajo mucho más fácil y retirarla.

¡OJO! ¡¡ No intentes retirar la copa menstrual sin romper el vacío, te puedes lastimar !!

  • Una vez retires la copa, la puedes vaciar y enjuagar con un poco de agua para volver a insertarla. No es necesario esterilizarla cada vez que la retiras, pero sí considero importante enjuagarla. 
  • Por último, cuando finalice tu periodo recuerda esterilizar tu copa y cuando este seca, guardarla en su bolsita de tela para evitar daños.

Ventajas de la Copa Menstrual

  • Durabilidad y economía, una copa puede durar hasta 10 años (con los cuidados adecuados), lo que significa que es una inversión . Durante este tiempo no tendrás que comprar nada más y créeme, a la larga terminará siendo un gran ahorro.
  • Amigable con el medio ambiente, Si usas la misma copa durante 10 años. ¡Reducirás los desechos de compresas y tampones significativamente y el planeta te lo agradecerá!
  • Comodidad hasta por 12 horas, el estar 12 horas fuera de casa y olvidar que estas menstruando, ¡No tiene precio!
  • Ahorra espacio, puedes guardarla en cualquier lugar o llevarla en tu bolso ocupando muy poco espacio. Imagina cuando tengas que viajar, solo llevarías una copita y nada mas… Genial!
  • Evita malos olores, a diferencia de los tampones o toallas higiénicas, la copa no genera malos olores.
  • Hipoalergénica, la silicona médica con lo que está fabricada evita cualquier tipo de alergia o molestia.
  • Conocerte, el uso de la copa menstrual te permite conocer tu cuerpo y perder el “asco” que puedas tener.

¿Cuanto cuesta una copa menstrual?

El precio de una copa puede estar entre $25 y $ 30 USD aproximadamente, esto depende de la marca. Te doy el precio en dolares para que puedas hacer la conversión a tu moneda local y tener una idea más clara. 

Te doy el precio en dolares para que puedas hacer la conversión a tu moneda local y tener una idea más clara. 

Puede parecer costosa, pero en unos tres meses vas a recuperar la inversión y podrás seguir usándola hasta por 10 años. Entonces, serían unos $3 USD por año aprox., viendolo asi, no parece nada costoso ¿cierto?

Lo que debes saber antes de empezar a usar tu copa menstrual

Al Inicio no sera fácil
Ten en cuenta que, como todo, esto será un proceso que requiere tiempo y paciencia de tu parte. Es probable que al inicio no puedas introducirla o peor aun, que no puedas quitártela. ¡Tranquila! Creo que todas hemos pasado por esto último, no poder retirar nuestra copa. Si te encuentras en esa situación, no entres en pánico, no tendrás que ir al ginecólogo ni a urgencias, créeme es algo que tu solita puedes solucionar si mantienes la calma y prácticas. Recuerda, “La practica hace al maestro” 😉 .

¿Qué hacer si no puedes retirar la copa? 
Como te dije anteriormente, NO entres en pánico, debes saber que tu copa no irá a ningún lado. Primero, debes estar completamente relajada. Porque sino lo estas tus músculos se contraerán, logrando que el retirar la copa sea una tarea mucho más difícil de lo que realmente es. Si en un primer intento no lo logras, distraete, lee un libro, mira TV o revisa tus redes sociales, entonces, cuando te sientas lista intenta de nuevo. Ubícate en una posición cómoda y retira tu copa.

Al inicio puede tomar un par de minutos, pero con el tiempo lograrás hacerlo en solo segundos, ¡creerme yo también entré en pánico! Pero lo supere.

TIP: Es probable que al ponerte la copa la hubieses introducido mucho y por eso se te dificulta más el retirarla (como si no la alcanzarás con tus dedos). Por lo que te sugiero que cuando la introduzcas dejes el palito localizador cerca a la entrada de tu vagina, sin que te incomode en lo absoluto. Así, cuando la vayas a retirar la encontrarás mucho más fácil y no se repetirá la historia.

*** Si lo crees necesario, puedes cortar un poco el palito localizador para que no te incomode ***

No todo es perfecto
Puede suceder que a pesar de que te pongas la copa de la forma adecuada, tengas unas pequeñas pérdidas de flujo. ¿Quién quiere esto? ¡Ninguna! Esto puede ser debido a que la copa no crea el vacío completamente, dejando un espacio para filtraciones. Lo puedes solucionar bordeando la copa con uno de tus dedos asegurando que se abra por completo. También puede ser que hayas elegido una talla muy pequeña, permitiendo que tu copa se mueva y no mantenga el vacío interno.

Una de las cosas más difíciles para mí fue crear el vacío con la copa, y aún hoy, 6 meses después de su uso, no logro manejarlo a la perfección. Pero debo aclarar que he mejorado bastante, por lo que te sugiero usar un protector mientras logras dominar este tema (con práctica), evitando así accidentes inesperados.

¡Si se llena! 
Debo decirte que la copa si se llena. Cuando inicié mis investigaciones acerca de la copa menstrual, en varios sitios leí que la copa no se llenaba por completo, pero tengo que decirte que en mi caso si se llenó, por lo menos en el día de mayor flujo. Los otros días si puedo llevarla hasta por 12 horas, pero el día de mayor flujo debo retirarla unas 3 veces al día en promedio.

Claro, esto debe depender de tu flujo y por eso te digo que es mejor retirarla cada 3 o 4 horas para que tú puedas determinar la capacidad de tu copa y el tiempo que puedes llevarla puesta.

¿Qué hacer si necesitas retirar tu copa y te encuentras en un baño público?
En estos lugares muy pocas veces tenemos la facilidad de tener un lavamanos dentro del mismo baño, por lo que te recomiendo cargar una botella con agua o pañitos húmedos íntimos en tu cartera para estas situaciones. Así podrás enjuagar tu copa con la botella de agua o limpiarla con un pañito húmedo, cualquier opción es simple y así nada te impedirá vaciar tu copa en un baño público.

Limpieza
Antes de su primer uso y después de finalizar cada periodo debes esterilizar tu copa. Puedes asignar un vaso o recipiente exclusivo para esto.  Existen dos métodos para limpiar tu copa, ambos muy simples:

  • Opción 1: Puedes poner tu copa en una olla con suficiente agua y dejarla al fuego hasta que alcance el punto de ebullición, con 2 o 3 minutos será suficiente. Recuerda no descuidar tu copa o se puede ver afectada por las altas temperaturas. 
  • Opción 2: Puedes verter agua hirviendo en un vaso o recipiente y dejar tu copa allí por unos 15 minutos. Existen vasos esterilizadores plegables en silicona que se pueden expandir o contraer para no ocupar espacio y almacenarlo fácilmente. Personalmente me parece la opción más simple, además, porque puedes llevar tu vaso de viaje contigo y no tendrás que sufrir buscando un recipiente para esterilizar tu copa.

Son muchas las ventajas que ofrece el uso de la copa menstrual, comodidad, ahorro, cuidado del medio ambiente, etc. En lo personal, ME ENCANTA. Como les dije, al iniciar no fue fácil, pero al cabo de su tercer uso fui aprendiendo y hoy con tan solo seis meses de su uso, puedo decir que no volveré a usar tampones o toallas higiénicas.

La comodidad y confianza que siento en esos días no tiene precio. ¿O tú qué opinas? ¿Usas la copa menstrual? ¿Te estás animando a usarla? Déjame saber en los comentarios tu opinión. 🙂

¡Hasta la próxima!
Jenny L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *